• Adrián Guarracino

¡Caldera y Bahía Inglesa, playas y olas en Atacama!


¡Llegamos a Caldera, de una forma poco convencional, casi sin saber a dónde íbamos, ni por qué! Nuestro plan original era volver de Santiago de Chile a Mendoza, para seguir recorriendo un poco más de Argentina, pero la nieve nos cerró los caminos y tuvimos que recalcular... Una de las cosas más lindas que tiene andar de mochila es que el rumbo puede cambiar en cualquier momento y nos presenta, con esos cambios, nuevos destinos impensados.

Nuestro viaje comenzó en la misma terminal Alameda de Santiago, así como nos devolvieron el dinero del bus a Mendoza, investigamos un poquito, preguntamos en grupos de mochileros y sacamos pasajes a Caldera, mucho no sabíamos de la ciudad, pero teníamos buenos comentarios y el trayecto era lo suficientemente largo para dormir en el micro.


Panorámica de Caldera

Hospedaje Obviamente tampoco teníamos reservado hospedaje, habíamos enviado algunos mensajes por Airbnb, pero las respuestas fueron casi nulas o los precios eran algo altos. Al ser una ciudad pequeña es bastante más difícil conseguir buenos precios. El promedio de Hospedaje está en 20.000 pesos chilenos, algo caro para nuestro presupuesto. Recorrimos un poco los hostels cerca de la terminal, pero tampoco tuvimos mucha suerte. Teníamos un dato sobre el hostal “Café Mirador”, un bar con habitaciones que según Booking y Airbnb tenía buenos precios, el recorrido era un poco largo desde la terminal, pero se había convertido en nuestra “gran esperanza". Y como suele pasar en estos viajes hay que darle lugar a las corazonadas... El Café Mirador fue un oasis en el desierto de Caldera. Como primer punto, la onda de sus dueños fue única, creo que sin dudarlo puedo decir que fueron los anfitriones más copados de todos nuestros viajes. Nos abrieron la puerta de su casa al 100%, charlamos de surf, skate, bares, vimos juntos Argentina-Francia, negociamos un valor conveniente para ambos, que incluía el desayuno dentro del café y la habitación solo para nosotros, ¡un hallazgo! Y con el plus de su vista, en uno de los puntos más altos de la ciudad, con una panorámica del mar increíble y no muy lejos de los bares. ¡Para todos aquellos que desean conocer Caldera, les dejamos aquí el link a Café Mirador, no duden en hospedarse aquí, realmente buena gente!


Café Mirador - Tiempo de Mochilas

Atracciones dentro de Caldera Para comenzar destacamos que nosotros viajamos en Junio, fuera de temporada, por lo cual la ciudad estaba muy tranquila. Había poco para hacer, pero realmente nos venía bien un poco de paz. Su fuerte sin duda es la costa y sus playas ¡¿Sol, mar, cerveza, que más se puede pedir?!, creemos que pasamos varios de nuestros días disfrutando del calorcito de Caldera. Unos 15 grados al sol durante la tarde, nada mal si tomamos en cuenta que veníamos del sur de Chile con temperaturas bajas.

Otra de las atracciones más visitadas de la ciudad es el puerto, pegado al balneario del centro se puede encontrar este mini puerto con 5 o 6 restaurantes especializados en platos típicos, en su mayoría a base de pescados. Lo malo de este lugar, es que al ver que sos turista, los empleados de los comedores se avalanchan para convencerte de comer con ellos, algo bastante común en general en Chile, pero que en Caldera vivimos en su máxima expresión. A la noche las opciones se dividen en dos, Entre Jotes y El Origen. El primero un poco más caro, con gastronomía Mexicana y un look que acompaña. El lugar está bueno, pero los precios dejan mucho que desear. El Origen es un poco más accesible y es el punto de reunión de la gente local, cuenta con cerveza tirada, buenas papas y un Arcade libre para jugar fichines. Sitio Bar El origen Sitio Entre Jotes


Caldera - Región de Atacama.

Otras salidas recomendadas: Casa Tornini Museo Museo Paleontologico de Caldera Buceo en Caldera

Surf en Caldera: Aclaramos que entendemos poco y nada sobre este deporte, pero gracias a la pasión de nuestros anfitriones, hemos aprendido que Caldera es un punto clave para los surfistas de Chile. Las playas de Ramada y El Pulpo son el centro de la actividad, mientras que en la playa "La Mansa" se puede aprender a surfear con clases gratuitas cortesía de la Municipalidad.

Bahía Inglesa:

Un pequeño poblado también perteneciente a la región de Atacama que se encuentra a un poco menos de 6 km de Caldera. En auto son unos 10 minutos, aunque con Bele decidimos ir caminando por la ruta, y la verdad que vale la pena, no son más de 50 o 60 minutos y caminar por el desierto que separa estas dos ciudades es una linda experiencia. Muchos suelen alquilar bicicletas para visitar Bahía inglesa, ya que la ruta posee una bicisenda que las une.


Bahía Inglesa - Tiempo de Mochilas

El fuerte del lugar son sus playas de arena blanca, clima tropical en verano y aguas cristalinas. Totalmente preparada para el turismo, la ciudad cuenta con camping, hostales, hoteles y bastante gastronomía. En invierno queda un poco desierta, aunque tuvimos la suerte de ir un lindo día de sol y disfrutar un poco de sus playas. ¿El regreso? Ya casi anocheciendo tardamos menos de 5 minutos en hacer autostop y que alguien nos levantara.


En general Caldera y Bahía Inglesa son dos lugares muy tranquilos, ideales para relajar, disfrutar y pasar momentos de paz y tranquilad. En verano obviamente todo cambia, no entra un alfiler, abren decenas de bares, discos, restaurantes y se llena de gente proveniente de Santiago, Antofagasta y Concepción en busca de playas, olas y surf.

Tiempo De Mochilas - Caldera y Bahía Inglesa.

#Caldera #BahíaInglesa #Atacama #Chile #sudamerica #America #Surf #CafeMirador

0 vistas
vertical_banner_chico.jpg
Banner002-airbnb.png
300x300.png

Somos Adrián y Belén, una pareja de Buenos Aires, Argentina. Nos encontramos recorriendo el mundo,

mostrándolo y contándolo todo a través de lo que hemos llamado:

TIEMPO DE MOCHILAS.

  • YouTube - Black Circle
  • b-facebook
  • Twitter Round
  • Instagram Black Round

© 2017 por TIEMPO DE MOCHILAS