• Adrián Guarracino

¡Realizando un voluntariado con WorldPackers en Bangkok!

Actualizado: 27 de jul de 2019

¡Ya se está acabando nuestro voluntariado en Bangkok y en Tiempo de Mochilas queremos contarte la experiencia con nuestro primer Work and Travel utilizando WorldPackers, y también cómo nos fue en nuestra estadía trabajando en FU House Hostel! Hace poco más de tres meses tomamos la decisión de crearnos una cuenta en WolrdPackers.com. Estábamos iniciando nuestra ruta por el sudeste asiático y sabíamos que conseguir hospedaje de intercambio o voluntariados en esta región del mundo iba a ser mucho más difícil que en América y Europa (por la diferencia de idiomas), así que luego de mucho investigar y analizar distintos portales, invertimos unos dolares (49 u$s cada uno, para ser exactos. Si se registra con este link tiene US$ 10 dolares de descuento) y sacamos nuestra membresía verificada anual en WorldPackers. Para los que no la conocen, es una plataforma online que conecta viajeros y mochileros con anfitriones de todo el mundo. El concepto general es intercambiar nuestras habilidades por distintos beneficios, los cuales pueden ser hospedajes, comidas, salidas, entre otras cosas. ¿Por qué elegimos WorldPackers entre todos los portales colaborativos para mochileros?

Son varios los sitios que ofrecen intercambios y voluntarios por el mundo, algunos gratis, otros pagos, pero en su mayoría la idea es la misma, intercambiar trabajo por alojamiento y aprendizaje, incluso en Tiempo de Mochilas ya hemos hablado en antiguos post sobre estos sitios web para voluntariar, pueden leer el post aquí. ¿Entonces por qué elegimos pagar en WolrdPackers? Básicamente por 3 puntos claves que nosotros buscábamos en este viaje por Asia: seguridad, variedad de ofertas y facilidad a la hora encontrar voluntariados. 1. Seguridad: cuando uno se embarca en un viaje de voluntario, es muy necesario estar tranquilos de a dónde vamos a realizar el intercambio, que el lugar cumpla con lo ofrecido, que respete los tiempos de trabajo y que el clima general sea ameno. Porque por más que la idea sea colaborar ¡también queríamos divertirnos y pasarla bien! WorldPackers nos daba la seguridad que todos los anfitriones habían pasado por un proceso de selección, además es un portal muy conocido entre viajeros y nos da la posibilidad de leer las referencias y experiencias de otros, en cada lugar.

2. Variedad: en WorldPackers no solo hay hostales y albergues, sino también ONGs, comunidades y proyectos ecológicos. Nuestra intensión es poder seguir voluntariando por Asia, y si bien en esta primera oportunidad hemos trabajado en un hostel, esperamos a futuro poder sumarnos a proyectos sociales que tengan un impacto positivo en el mundo. Además el portal tiene presencia en más de 170 países, con muchos voluntariados en América del Sur y Europa, algo que nos sirve para nuevas etapas de nuestro viaje. 3. Fácil y práctico: el contacto con los anfitriones es súper dinámico, rápido y fluido. Buscar el voluntariado ideal resulta muy simple. Te da la posibilidad de filtrar por país o región y esto nos facilitó mucho la búsqueda, ya que nosotros estábamos en Grecia y no teníamos aun un destino fijo en Asia, por lo cual enviamos solicitudes a distintos anfitriones de todo el Sudeste Asiático. Esto nos dió la gran libertad de poder armar nuestra ruta según las repuestas.

¡Disfrutando de nuestro día libre en Ayutthaya!

Cómo sacar una cuenta y consejos para que tus postulaciones sean aceptadas

Primero que nada deben entrar a www.worldpackers.com y tocar el botón verde de "Vamos a comenzar". Para registrarnos solo hace falta un mail o una cuenta de facebook. Nosotros lo hicimos vía facebook para que sea más práctico y rápido. Luego hay que completar nuestro perfil, subir fotos, contar nuestras habilidades, los idiomas que hablamos y una descripción nuestra, cuanto más especifica mejor. Esta es la parte más importante de todo el proceso ¡Deben pensar que los anfitriones decidirán en base a nuestras habilidades! Si es posible, poner la descripción en Inglés y Español, piensen que si vamos a aplicar para realizar un voluntariado en Asia, seguramente nos pedirán nivel de Inglés intermedio como mínimo ¡No nos olvidemos de nada, toda habilidad suma! Si hemos trabajado con redes sociales, sabemos tomar fotos, trabajamos como bartender o desarrollador web, también es atractivo para hostels y ONGs, suelen buscar voluntarios en todas las áreas. ¡Ojo, si tal vez no tenés mucha experiencia laboral, no importa! Porque tenés la opción de poner las habilidades que te gustaría aprender en tu estancia en el lugar.

¡Y ahora la parte más divertida, buscar anfitriones y postularnos! Antes de comenzar a viajar con WolrdPackers no teníamos idea de lo divertido y variado que es esto. En nuestras búsquedas hemos encontrado todo tipo de voluntariados, desde pasear perros por las playas de Bali, pasando por colaboraciones en templos Budistas en el norte de Tailandia, enseñar inglés en Vietnam o trabajos con elefantes en refugios y campamentos para animales. Hay de todo, lo más normal y dónde es más fácil ser aceptado es en hostels y albergues, ya que suelen ser los que mas flujo y rotación de voluntarios tienen. Pero si tenés flexibilidad con las fechas, es muy posible conseguir voluntariados con elefantes o en templos.

En nuestro caso nos postulamos en varios hostels de distintas ciudades y calculamos las fechas de arribo según los vuelos económicos que encontrábamos desde Europa. Y así fue como luego de intercambiar varios mensajes, confirmar fechas y cantidad de días, llegamos a FU HOUSE HOSTEL en la ciudad de Bangkok. Una linda casa en un barrio residencial, muy cerca de todo, con 12 camas compartidas en dos cuartos y 3 habitaciones privadas. Un lugar espacioso, con dos serpientes, una terraza grande, una barbacoa (parrilla, según nosotros) y el desayuno incluido ¡Todo un sueño para dos mochileros!

>>>Les dejamos US$ 10 de descuento para convertirse en miembro verificado de Worldpackers​<<< ¡Nuestra experiencia en Fu House Hostel!

Debemos decir que llegamos al Hostel el 14 de marzo y siendo 3 de Mayo aun nos encontramos aquí escribiendo este post desde Fu House, por lo cual claramente tanto nuestra experiencia, como la del anfitrión han sido más que positivas. De los 15 días iniciales hemos extendido nuestra estadía por más de un mes y medio. Ya somos parte de la casa y aunque los otros voluntarios y huespedes suelen rotar con más fluidez, siempre se forman buenos grupos para escuchar música, hacer barbacoas, tomar unas cervezas o irnos en grupo a Khao San Road a disfrutar de la noche. La gente va rotando en la casa pero la buena onda y la fiesta siempre quedan. Cuando se trabaja en un hostel, en especial en ciudades fiesteras como Bangkok, una de las premisas principales es divertirse. Los hostels son sinónimos de intercambio cultural y los anfitriones no quieren alguien que solo cumpla con sus tareas, sino gente que también motive a los huéspedes a pasarla bien, hablar, tocar la guitarra o lo que sea, así su recuerdo del lugar será más positivo. En este tiempo que pasamos aquí hemos tenido la libertad de organizar noches de comida mexicana, hamburguesas a la parrilla y torneos de poker con whisky. La gran mayoría de las cosas, las hacemos por placer. Somos mochileros y está dentro de nuestro ADN el hablar con todos, aprender palabras en todos los idiomas posibles e intercambiar nuestra cultura con la de otros países.

Comida Mexicana en Fu House

¿Cuántos días trabajábamos y qué tareas hacíamos? En teoría, según el anuncio de Fu House en WorldPackers, deberíamos haber trabajado 6 horas por día, 5 días a la semana, con dos días libres para salir. Ahora, la realidad es que el calendario de trabajo lo terminábamos armando entre los mismos voluntarios, por lo cual dependiendo de la cantidad que éramos, había semanas de 5 personas trabajando. Podíamos organizar los turnos para tener más tiempo libre o que nos queden varios días seguidos y que esto nos diera la posibilidad de ir a conocer ciudades más lejanas como Ayutthaya o Pattaya. Además, el trabajo no era para nada complicado, estar en recepción la mayor parte del tiempo, hacer check in, check out, colocar el desayuno en caso de trabajar en el turno de la mañana y colaborar con la limpieza de las camas y cuartos. El dueño vivía en el hostel, por lo cual estaba bastante presente, aunque él quería sentirse un huésped, por lo cual había bastante libertad... Solo nos pedía dos cosas "No se coman a mis mascotas y no incendien la casa", todo el resto estaba permitido, música, fiestas, tragos o invitar amigos de otros hostels.

Hablando con voluntarios que estuvieron en otras ciudades del sudeste asiático, al parecer esta es la forma general de manejarse, lo que se busca en un hostel es experiencia, llevarse buenos momentos, buenos amigos, y ese es el rol que tenemos que asumir los voluntarios, desestructurar el ambiente, divertirnos y con eso hacer que los demás también la pasen bien y promover la fiesta.

Fu House Hostel Bangkok

Trabajar en Bangkok es una experiencia única, un intercambio cultural que nunca acaba, porque gracias a este voluntariado ahora tenemos amigos e invitaciones a quedarnos en casas de brasileros, alemanes, holandeses, españoles e incluso para ir a Egipto, India y Oman. Hemos compartido e intercambiado costumbres de todas partes, hemos hablado y contado de lo hermoso de nuestro país, y nos han contado y generado deseos de conocer ciudades que nunca pensamos querer conocer. Y nos hemos enamorado de esta ciudad que, a esta altura, sentimos casi como nuestra casa ¡Con la fabulosa experiencia que tuvimos, realmente estamos ansiosos por realizar un próximo voluntariado, conocer más gente y ver qué nuevas aventuras nos depara! Work And Travel en Bangkok - Tiempo de Mochilas

#Voluntariados #Bangkok #workandtravel #Trabajaryviajar #WorldPackers #TiempodeMochilas

672 vistas
vertical_banner_chico.jpg
Banner002-airbnb.png
300x300.png

Somos Adrián y Belén, una pareja de Buenos Aires, Argentina. Nos encontramos recorriendo el mundo,

mostrándolo y contándolo todo a través de lo que hemos llamado:

TIEMPO DE MOCHILAS.

  • YouTube - Black Circle
  • b-facebook
  • Twitter Round
  • Instagram Black Round

© 2017 por TIEMPO DE MOCHILAS